Playas de la Costa del Sol: La Carihuela

Imagen original: diariosur.es

Uno de los más emblemáticos lugares de la Costa del Sol es La Carihuela, antiguo barrio de pescadores, que hoy es una de las zonas más frecuentadas por los turistas gracias a su amplia oferta de ocio y restauración. Su playa es muy concurrida y apreciada por el ambiente festivo que reina y la posibilidad de un delicioso festín de ‘pescaíto frito’.

Situada hacia el suroeste del centro de Torremolinos, la playa de La Carihuela dista unos 3 km del Marconfort Beach Club Hotel y 2 km del Marconfort Griego Hotel. Si no hace mucho calor, es un agradable paseo por el Paseo Marítimo, dejando atrás la playa del Bajondillo y pasando por la urbanización que ocupa lo que antes fue El Castillo del Inglés o el Castillo de Santa Clara, el primer hotel turístico de Torremolinos.

La playa es de arena oscura, tiene una longitud de unos 2 km y unos 40 metros de ancho, en ella hay muchos chiringuitos. Durante el día se pueden alquilar hamacas y comer en cualquiera de los típicos bares que hay en el barrio (la norma es la universal: más caro cuanto más en primera línea de playa). Por la noche, algún chiringuito ofrece espectáculos, a veces un poco subidos de tono. A estas horas, es mejor que los niños estén en la cama.

Sin duda, lo mejor de esta playa es que, a un paso del mar, el viajero puede encontrar todo tipo de servicios. Comer ‘pescaíto’ o marisco en uno de sus típicos bares es un ritual obligado, sin embargo abundan los restaurantes de comida internacional, hamburgueserías, kebabs, pubs al estilo inglés, etc. La variedad de la oferta no deja indiferente.

Sólo en invierno se puede considerar tranquila esta zona; en pleno verano las noches en La Carihuela son de música y bebida, un lugar ideal para conocer gente guapa.

El viajero amante de la historia debe saber que La Carihuela se ha mantenido un poco al margen del desarrollo de Torremolinos hasta la explosión turística de los años 50. Aún se conservan algunas de las pequeñas casas de pescadores, como silencioso homenaje a un pasado en el que las gentes del lugar vivían exclusivamente de los frutos del mar. Así, como no podía ser de otra manera, la iglesia de La Carihuela está dedicada a Nuestra Señora del Carmen, patrona de los marineros y pescadores, y alberga la imagen que en julio se saca de romería marina.

No dejen de visitar La Carihuela. Es una de las cosas interesantes y divertidas que hacer en Torremolinos.

%d personas les gusta esto: